Alimentación ante la fascitis plantar

Además de diversos tratamientos, necesitas recurrir a una buena alimentación ante la fascitis plantar que te permita conseguir, todos los nutrientes necesarios para restablecer tu pisada con seguridad.

Al verse afectado el tejido, comienza un proceso degenerativo que provoca hinchazón y dolor, sin embargo, podrás contrarrestar estas dolencias y devolverle la salud si consumes la alimentación ante la fascitis plantar adecuada, para mejor tu condición de salud.

Importancia de los alimentos para tratar la fascitis plantar

Aunque la fascitis plantar no es una dolencia grave, sino es detectada a tiempo, podría conectarse con otras áreas como la rodilla, cadera y espalda, ocasionando la aparición de problemas mayores que impidan un correcto funcionamiento del cuerpo.

Parte de los problemas que conllevan a su aparición, es el inadecuado consumo de alimentos. Aquellas personas que manejan vida sedentaria o sobrepeso, estas más propensas a su aparición porque no mantienen una dieta rica en proteínas y nutrientes, que estimulen y equilibren la flexibilidad del área.

Al completar tus ejercicios con una alimentación ante la fascitis plantar, podrás optimizar los resultados porque atacas la lesión desde diversos ámbitos, permitiendo una restauración completa y rápida del pie. Igualmente, al aportar una dieta balanceada consigues otros beneficios generales para tu salud, mejoras tu energía y sientes mayor motivación para cumplir objetivos.

Alimentos para la fascitis plantar

Si ya padeces la lesión, te recomendamos que agregues esta alimentación ante la fascitis plantar porque buscará aliviar la zona afectada, permitiendo disminuir el dolor e hinchazón. A continuación, te recomendamos:

Verdura y frutas

Para este caso necesitas alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes. Los consigues con facilidad en verduras como el brócoli, espinacas, calabaza, acelgas y zanahorias.

En el caso de las frutas, las fresas, bayas, arándonos son ideales y además reducen problemas de ataques cardíacos. Se recomienda consumir estas combinaciones al menos 5 porciones al día para optimizar resultados.

Proteínas

En el caso de las proteínas, el pescado, los alimentos de mar y las aves magras son la mejor opción porque ayudan a disminuir la hinchazón paulatinamente. Igualmente, dentro de este renglón, se incluyen proteínas alternativas como la soja y varios tipos de semillas, frutos secos y legumbres, debido a los nutrientes buenos que aportan.

Cúrcuma

La Cúrcuma es una especie de Asia, que se ha extendido por todo el mundo por sus diversos beneficios. Esta ayuda a tratar todos los tipos de inflamación, porque cuentan con propiedades analgésicas y antinflamatorias que podrían compararse con medicamentos oficiales.

Calcio

Igualmente, otra opción para contratar este problema es consumir regularmente calcio, porque evita el desarrollo de espolones calcáneos, los cuales, influyen en el desgaste del tejido elástico. Podrás consumir leche y quesos para conseguir estos nutrientes, sin embargo, semillas como de sésamo y las almendras aportan este complemento.

Vitamina C

La vitamina C, sirve como complemento para intensificar el tratamiento contra la fascitis, por eso se recomienda consumirla con regularidad en jugos y frutas para que consigas una excelente combinación de antiinflamatorios.

Estas son las opciones más rentables de alimentación ante la fascitis plantar, sin embargo, encontramos otros alimentos como son el aguacate, cambur e higos, que son ideales para tu recuperación, porque ayudan a absorber el calcio que disminuye la inflamación del pie.

Alimentos que debes evitar

Además de la adecuada alimentación ante la fascitis plantar, necesitas evitar algunas comidas o alimentos, porque estos cuentan con efectos adversos al tratamiento. Uno de ello es la azúcar porque aumenta los niveles de irritación e inflamación en los tejidos corporales, provocando que al pisar sientas mayor dolor.

Igualmente, evita el consumo regular de carnes rojas, porque tienen altos contenidos grasos que provocan inflamación. Otra recomendación es que deberás disminuir el consumo de grasas saturadas y trans porque cuentan con diversos químicos que ocasionan la inflamación y creación de fluidos cercanos al pie.

También, disminuye el consumo de pastas, harinas blancas y granos enteros porque estos aumentan la inflación rápidamente. En últimas instancias, si has eliminado todos estos alimentos y sigues presentando dolencia, se recomienda eliminar vegetales como papas, berenjenas y tomates porque cuentan con contenido alcaloide solanina química que podría causar dolor e hinchazón.

Recomendaciones para evitar la fascitis plantar

Para disminuir su aparición, no solamente necesitas una adecuada alimentación ante la fascitis plantar, también podrás recurrir a las siguientes recomendaciones, ya que, te ayudarán a prever la lesión con facilidad:

  • Evita el sedentarismo y el sobrepeso, porque estos son los mayores responsables de su aparición al verse forzado nuestro pie a soportar el peso.
  • Si prácticas algún deporte, necesitas realizar calentamientos porque estimularán el área, disminuyendo la lesión.
  • Evita caminar descalzo y utiliza zapatos deportivos que, se ajusten con presión a la horma de tu pie.
  • Si estas mucho tiempo sentado, estira completamente tus piernas porque ayudarán a activar la zona, restableciendo con facilidad el flujo.
  • Consume abundante agua, al menos 3 litros, porque está comprobado que, este ayuda a reducir la inflamación de los pies.
  • Al momento de entrenar busca superficies lisas, porque impedirán que realices movimientos incorrectos que ocasionan desprendimiento del tejido elástico.

Siguiendo estos sencillos consejos e incorporando a tu dieta la adecuada alimentación ante la fascitis plantar, podrás contrarrestar con rapidez esta dolencia. Normalmente la lesión dura entre 6 a 12 meses, sin embargo, podría expandirse con mayor agudeza. Ante esta situación, recomendamos inmediatamente visitar a tu médico de cabecera para que, determine el grado de la lesión y así determine medicamento adecuado para aliviarte y así tener una vida plena y sin complicaciones.