Cómo evitar el mal de auto, el dolor de espalda y de cuello

Cuando llega enero es tiempo de partir! Finalmente las tan esperadas vacaciones llegaron hasta para los que tienen cortas vacaciones. Si, porque enero es el mes de vacaciones por antonomasia, aunque haya o no crisis enero es sinónimo de vacaciones y las rutas se llenan de autos con expectativas de relax, diversión y descanso.

Si ya hicieron las valijas, solo les queda escuchar algún consejo para afrontar mejor el viaje en auto. Muy seguido se viaja en auto, especialmente si se hacen trayectos largos es facil sentir pequeños malestares: un poco de dolor de espalda, algún dolor articular, pequeños problemas de circulación en las piernas causado por la cantidad de horas que se está sentado. Esto hace que el viaje sea más cansador.

Aire acondicionado: Regla de cinco grados.

Aunque es imposible renunciar al fresco el aire acondicionado debe estar regulado de manera que no resulte el aire muy frío, ya que ello llevaría a la posibilidad de resfriarse, de enfermarse de bronquitis o de tener tortícolis. Lo ideal es seguir la regla de los cinco grados. Siempre tener la temperatura de la cabina del auto al máximo cinco grados de diferencia con el exterior. Nunca superar de 5 grados.

Además las salidas de aire no deben dar directamente al cuerpo y cda tanto lo ideal es cambiar el aire con el exterior.

Hay que tener en cuenta que el aire acondicionado puede ser difusor de cantidades de bacterias, hongos, ácaros, etc. que pueden causar problemas tanto a los alérgicos como a los que no lo son.

Otro detalle es que hay que hacer limpiar siempre antes de viajar los filtros del aire acondicionado.

Dolor de espalda:

Cuando se maneja mucho en auto y especialmente en temporada, que hay más tráfico y los tiempos de viaje se alargan se pueden producir ciertos dolores de espalda que se debe muchas veces a la inadecuada preparación muscular y con las anomalías en las posturas aparecen los típicos dolores de espalda.

Muchas veces estos dolores de espalda terminan también con dolores de cuello y tortícolis. Por eso no hat que subvaluar estas posibilidades y se debe abituar al organismo a soportar estos viajes. Lo importante sería anticipadamente al viaje realizar ciertos ejercicios de reeducación postural, además de una buena elección de los asientos, asientos anatómicos y ergonómicos que cada vez se están difundiendo más en el mercado. Otra opción es el cambio automático que ayuda a cansar menos los músculos y permite moverse un poco más.

Problemas de circulación de las piernas: Hay que moverse:

Se debe tener en cuenta que las piernas necesitan movimiento porque se pueden formar trombos y estos provocar embolias. Siempre hacer paradas para bajar y movilizarce un poco. Se debe tomar mucha agua, se deben contraer rítmicamente los musculos de las piernas y flexionar los pies. Para el que manej de vez en cuando parar y caminar y no llevar ropa o calzado estrecho que dificulte la circulación. Además de no tomar para nada alcohol, especialmente el que maneja.

Mal de auto o cinetosis:

Es el malestar asociado a náuseas, sudoración y vértigo o mareo que muchas veces sucede cuando se viaja en auto.

Hay determinados fármacos que se toman dos horas antes de comenzar a viajar y van a paliar al problema. Además es preferible no comer demasiado antes de un viaje, preferible comer alimentos secos y no dulces. Lo mejor es mirar un punto fijo en el espacio, no mirar tanto de las ventanillas de los costados o mantener los ojos cerrados y evitar leer.