Como hacer una cena navideña saludable

Llega el último mes del año y encontramos las celebraciones más esperadas por todos, la navidad y el año nuevo. Éstas, además ser fiestas relacionadas con la familia, también cuando uno piensa en ella lo primero que se le viene a la cabeza la cantidad de comida que van a comer. A su vez no se debe perder de vista que también las personas tienen cenas de fin de año con sus amigas, con sus compañeros de trabajo, del gimnasio, etc. Para quien está haciendo una dieta, resistirse a la tentación de comerte de todo y más es muy difícil. Pero por eso en el día de hoy queremos contarte algunos tips para que la navidad no termine con tu dieta. Así que te contamos cómo hacer una cena navideña saludable.

Respeta tu rutina de alimentación

Este es el primer tip que te dejamos y el que más presente debemos tener. Nadie niega que la navidad -como así el año nuevo- sea una fecha importante y especial, en la cual las familias se únen a disfrutar de esta celebración juntos. Sin embargo esto no quita que puedas disfrutar la navidad, sin correrte de lo que es tu clásica rutina de alimentación. Al hablar de ésta estamos haciendo referencia a las cantidad de comidas que hacemos por día, donde la recomendación es hacer tres comidas principales, más las colaciones.

Otro hábito de la rutina alimenticia es hacer las cenas más ligeras, porque son las calorías que menos se queman porque luego de cenar uno va a reposar para descansar. Es por esto que en la navidad también te recomendamos que tu cena sea más bien liviana y el postre, si tenés voluntad sea una fruta o un yogurt.

Tips sobre el líquido

En cuanto al líquido, como te sugerimos cada vez que hablamos de una alimentación saludable, es clave beber mucha agua cada día. En el caso de la navidad, sigue vigente nuestro consejo y te sugerimos que priorices el agua, antes que las gaseosas o los jugos comprados, que son ricos en calorías. Claro que una copa de vino está permitida, pero sólo una, y no beber en exceso.

Consejos sobre lo dulce

Algo que también causa tentación en la navidad, es la variedad de cosas dulce que pueden comerse en esta celebración. Claro que no probar absolutamente nada puede ser un gran esfuerzo, y a veces los permitidos pueden tener su lugar en la dieta, porque ayudan a la adherencia a ésta, sabiendo que no todo lo que a uno le gusta comer está prohibido.
Es por esto que lo que te sugerimos, que los días previos a la navidad, evites comer cosas dulces, para que en la cena navideña, puedas comer algunas cositas dulces que te gusten, sin que te caigan pesadaz y claro que con moderación.

Cómo armar tu menú

Lo que te recomendamos desde acá es que a la hora de hacer tus menús, trates de incluir más verduras en las comidas, ya que por su contendio de fibras te van a ayudar a evitar la pesadez porque ayudan al procesod e la digestión. LO mismo sucede con los alimentos integrales, siempre te conviene optar por éstos.

Si queda lugar y voluntad, haz ejercicio

Hablar de ejercicio o actividad físico en la navidad, parece algo imposible. Sin embargo sería muy importante que las personas puedan hacerse un lugar en los días navideños, al menos media hora para hacer ejercicio del tipo cardiovascular, es decir, actividades sencillas como salir a caminar, nadar en la pileta, hacer un poco de bicileta, etc.

Esto te va a permitir sentirte más liviano y saludable!